martes, 13 de septiembre de 2016

Sony presenta la nueva PS4 Pro con un extra de potencia

Sony cambia de táctica. En lugar de concentrarse en la venta de una sola consola de videojuegos como hizo durante las últimas dos décadas, la firma electrónica japonesa opta por seguir los pasos de Microsoft y ofrecerá una variante de la PlayStation 4 más potente que soporte juegos de realidad virtual y aproveche el formato 4K. La firma japonesa quiere demostrar así que la experiencia de jugar frente a la televisión supera a la tableta, el móvil y, por su puesto, el reloj.

El evento en la sala que tiene en Times Square tuvo lugar mientras al otro lado del continente americano, en San Francisco, los fanáticos de Apple seguían digiriendo las novedades que se presentaron antes para el dispositivo iPhone. Lo que se esperaba era una nueva versión, más delgada, de la cuarta generación de su popular videoconsola, como hizo Microsoft en junio con la Xbox One durante la E3.

El diseño de la nueva versión estándar de la PS4 no supone un cambio revolucionario respecto a su predecesora, más allá de ser más pequeña, fina y con las esquinas redondeadas. Andrew House, consejero delegado de Sony Interactive, explicó que conserva el mismo rendimiento que el modelo actual. “Es un buen punto de entrada”, dijo. Pero necesita más para que los juegos sean más reales. Por eso introduce la PS4 Pro.

La intención original de Sony con la PS4 era permitir un mayor acceso al contenido digital y al mismo tiempo cambiar la manera en la que el consumidor juega. Por eso concibió la videoconsola como una plataforma para estimular la visión del futuro y avanzar en su desarrollo para incorporar las nuevas tecnologías. También quería conseguir que su acceso fuera más sencillo para los desarrolladores.

Sony había admitido que trabajaba en una variante más potente de la PlayStation, en un esfuerzo por mantener la demanda y competir con la futura Xbox Scorpio. La nueva PS4 Pro cuenta con un procesador el doble de rápido, mejora la fidelidad gráfica y soporta tanto los formatos 4K como HDR. Mark Cerny, arquitecto del sistema, explicó que logra recortar el tiempo de carga y retoma más rápido tras suspender el juego.

House precisó que no se trata de un sustituto, sino de un “complemento” a la consolada básica. La PS4 Pro, de hecho, no está pensada para el que tiene ya la última versión la cambie. El objetivo es más bien llegar a las nuevas generaciones de usuarios que viven en un mundo en el que las gafas de realidad virtual y las televisiones de alta resolución ya no son una novedad.

La PS4 se presentó por primera ven hace tres años. Sony lleva más de 40 millones de unidades vendidas, el doble que la Xbox One y el triple que la Wii U de Nintendo. La estrategia de Sony busca en paralelo crear una base de usuarios que le permita generar ingresos con servicios de suscripción y el acceso a otro tipo de contenido, algo que también quiere explotar Apple para diversificar su negocio.

El nuevo sistema se acompaña con una actualización del controlador DualShock 4. La introducción de la nueva videoconsola servirá, además, para acelerar el negocio de las gafas de realidad virtual. La PSVR empezará a venderse a mediados del próximo mes de octubre para aprovechar el tirón de las compras navideñas. Funcionará también en la nueva versión estándar de los PS4.

La PS4 Pro llegará al mercado el 10 de noviembre, a un precio de 399 dólares. La versión básica costará ahora 299 dólares y estará disponible a partir del 15 de septiembre. La PS4 se vende actualmente a 350 dólares mientras que la Xbox One S de Microsoft se anuncia a un precio inicial de 300 dólares.

Vía: elpais.com

0 comentarios:

Publicar un comentario